Archive | Medios online RSS feed for this section

Marea gris

21 Apr

Periodismo es, por ejemplo, poder publicar el nombre de un banco responsable de un desahucio sin miedo a que retire sus anuncios.

Responsables del  periódico La Marea

El año 2012, y lo que ha transcurrido de 2013,  han sido años de mareas. Desde la marea blanca (en defensa de la sanidad pública) hasta la negra (protestas de los funcionarios por los recortes), pasando por la verde (educación pública), naranja (servicios sociales), roja (desempleados), azul (contra la privatización de la gestión del agua), violeta (igualdad de género), amarilla (contra el pago en las bibliotecas públicas) e, incluso, multicolor (la mezcla de todos estos movimientos en manifestaciones unitarias, como la del pasado 23 de febrero).

Los diferentes sectores sociales y laborales, directamente afectados por la crisis económica y los recortes presupuestarios se han ido organizando alrededor de colores, manifiestos, ideas y luchas conjuntas para protestar contra las llamadas medidas de ajuste y pedir una solución inmediata a la situación problemática que generan.

El de los periodistas es otro de los colectivos en los que ha dejado huella la mordedura de la crisis. Si la traducimos en cifras, desde el comienzo de esta recesión, en 2008, diez mil periodistas han perdido sus trabajos, debido a los expedientes de regulación de empleo (EREs), así como al cierre de setenta medios de comunicación desde esta fecha. Sólo en 2012, 4.800 periodistas se quedaron sin trabajo, según datos de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE). Podría esperarse una sonora protesta callejera por parte de estos profesionales, pero no ha sido del todo así.

La reacción de los periodistas ante el aumento de la precariedad y la inseguridad laboral no ha sido tanto protagonizar manifestaciones, como seguir con la tarea de informar sobre ellas. Pero, ¿para qué medio, si ahora ya no pertenecen a ninguno? La respuesta es simple: si ya no te contratan, trabaja por tu cuenta. Si ya no estás en la plantilla de un medio, sé tu propio medio. Si estás cansado de que no te dejen escribir lo que quieres, publícalo en tu propio espacio. El periodismo DIY, un do-it-yourself en toda regla, que en términos castizos aludiría al proverbial Juan Palomo.

Háztelo tú mismo

La autopublicación es una modalidad ya conocida por escritores cansados de ver sus borradores en las papeleras de los despachos de las grandes editoriales, o músicos entusiastas hartos de dejar su maqueta en el buzón de las discográficas. Esta filosofía se encuentra detrás de La Marea, y de otros medios de comunicación surgidos tras la desaparición de la edición en papel del diario Público y los consiguientes despidos de sus trabajadores.

Unos profesionales que decidieron hacerse con el control de la empresa, convirtiéndose en sus accionistas, a través de la cooperativa MásPúblico. Fue el germen de un nuevo modelo de comunicación en el que los periodistas no reciben las presiones ideológicas o económicas de los intereses empresariales…puesto que ellos mismos son su propia empresa.

Tal y como explicó Toni Martínez, redactor de La Marea, en su encuentro con alumnos de Periodismo de la Universidad Miguel Hernández de Elche, la crisis capitalista abrió la puerta al modelo de la cooperativa, a la multiplicación del número de propietarios de una empresa. Pero, además, la vaticinada muerte de los medios impresos y su sustitución por los medios online ha provocado una paradójica reacción en contra: los nuevos medios vuelven a apostar por el papel.

La Marea no es el único ejemplo de medio basado en una cooperativa de trabajadores. La plataforma Se buscan periodistas (SBP), respaldada por la Asociación de la Prensa de Sevilla, también se define como “una cooperativa de impulso empresarial desde la que se potencie la puesta en marcha de nuevos proyectos empresariales de medios y empresas periodísticas”. Lo llamativo, lo dramático, es que esta iniciativa no surge a raíz de un despido masivo, como en el caso de MásPúblico, sino después de crear un Fondo de Emergencia para Periodistas: ayudas económicas para que  profesionales en condiciones precarias tengan acceso a bienes de primera necesidad, como alimentos y productos de higiene.

Tampoco es La Marea el único medio neonato que ha optado por la tinta y el papel. La revista satírica Mongolia es un buen ejemplo de medio que nace por y para el formato impreso, ya que en su web no cuelgan contenidos, sino que sólo promocionan el producto. En el caso de la revista Jot Down, el ejemplar impreso que sacan al mercado con una periodicidad menor que la edición online está cosechando bastante éxito, a pesar de su precio más elevado en comparación con otras publicaciones.

Quizá se esté gestando un fenómeno, una nueva marea de periodistas que anhelan escribir lo que quieren y como quieren, que no encuentran su sitio, que han sido desahuciados del sistema mediático y que han decidido ensayar una fórmula alternativa. El nuevo modelo parecer recurrir, de nuevo, al gris del papel y de la tinta. La marea gris de los periodistas cabreados y desengañados ya no sale a la calle para quejarse. La fuerza de su indignación está ahora moviendo las rotativas del otro periodismo.

PR09_lamarea_300413_maría_sanz

Advertisements

El periodismo de la transición digital, según Albert Montagut

10 Feb

Los protagonistas de uno y otro mundo, print y online, que en condiciones normales deberían haberse pasado el testigo del progreso de una forma escalonada, tranquila y empresarialmente ordenada, están del todo descolocados.

Albert Montagut, periodista

FICHA TÉCNICA

  • Newpaper. Cómo la revolución digital transforma la prensa.
  • Albert Montagut. Editorial Deusto (2012). 561 páginas. 
  • Periodismo online, periodismo print, revolución tecnológica, periodismo en crisis, transición a Internet

Internet, allá en el año 1994, cuando comenzaron a abrirse las primeras webs de los periódicos y, muy tímidamente,  empezaron a colgar los contenidos de sus páginas de papel en la red, se antojaba como algo irreal, intangible y misterioso, que a unos les provocaba esperanzas y, a otros, les suscitaba recelos.

Internet era entonces una vía hacia el futuro, y el futuro siempre resulta incierto. Nadie en aquella época podía llegar a sospechar las potencialidades del nuevo instrumento, y de qué manera aquella tecnología iba a suponer una revolución que excedía el mundo de la informática y se colaba en todos los ámbitos.

Así es, al menos, como lo cuenta el periodista Albert Montagut en su libro Newpaper. Cómo la revolución digital transforma la prensa, una obra publicada el pasado mes de noviembre que recoge la evolución de los medios de comunicación en Internet, desde sus primeros pasos, hasta la cobertura de los acontecimientos más recientes.

newpaper

La portada del libro aúna los clásicos voceros
que vendían periódicos en la calle
con las novedosas tablets actuales

El libro ofrece un recorrido cronológico por la historia de los medios en Internet, tanto de aquellos medios impresos (periódicos y revistas tradicionales) que se decidieron a publicar una edición en la web, como de los llamados “nativos digitales”, que ya desde su fundación estuvieron ligados a Internet.

Echar la vista atrás permite al lector observar los errores cometidos en el pasado para aprender y evitar volver a caer en ellos. Y la retrospectiva de Montagut incluye datos, fechas, ejemplos concretos y los comentarios de profesionales que participaron en estos procesos de cambio.

Éste es precisamente uno de los méritos más significativos de Newpaper: es una reflexión coral, en la que un grupo de voces expertas cuenta, desde sus diferentes edades, trayectorias y posiciones ideológicas, cómo ha afectado Internet a la forma de hacer periodismo y de estructurar los medios periodísticos en estos años, centrándose especialmente en el caso español.

Las largas citas de estos expertos sugieren al lector la idea de una conversación entre ellos, una larga tertulia en la que Pedro J. Ramírez comparte mesa con Ignacio Escolar, Gumersindo Lafuente y Mario Tascón se sientan frente a frente a debatir y Vicent Partal charla con Francisco Marhuenda. Una idea de pluralidad de opiniones que bien podrían rescatar muchos de los medios que se citan en Newpaper como “print” o “tradicionales”.

El otro punto fuerte del ensayo de Montagut sería el enfoque, muy centrado en el presente aun cuando se explica el pasado. Internet podía significar el mundo del futuro en 1994, pero hoy en día es ya una herramienta consolidada. Internet es el presente en el que se mueve el periodismo actual, y Newpaper parte de esta idea, teniendo claro que los medios online son hoy una realidad y no un experimento. Montagut asume la presencia, autoridad e influencia de los medios en Internet con la misma naturalidad con la que lo hacen los usuarios.

montagut

El periodista Albert Montagut, autor de Newpaper

El periodista catalán relata cómo se adaptaron los medios a Internet en el pasado, cómo son los medios del presente, pero quizá su principal debilidad sea la visión de futuro. El lector echa en falta, tanto en las reflexiones del autor como en las citas de sus entrevistados, alguna concreción sobre cómo se prevé que sea el futuro de los medios en Internet. La argumentación en este sentido es excesivamente prudente, y parece que Montagut no quiere aventurarse a redactar fórmulas mágicas para el periodismo de mañana.

Las conjeturas sobre el futuro se presentan de una forma demasiado vaga e imprecisa. Se habla de que los periódicos de papel sobrevivirán en un futuro con otros contenidos, pero no se especifica qué clase de contenidos. Se afirma que el periodismo deberá sobrevivir en el panorama de Internet, se citan ejemplos, se enumeran sus problemas y dificultades actuales, pero no se ofrece ninguna explicación sobre cómo afrontarlos.

Aparecen algunas figuras retóricas (“la luz brillante del periodismo”) que sirven para cerrar el libro con una especie de happy ending, pero nadie se atreve a decir cómo o cuándo acabará la transición de los medios a Internet y se consolidarán nuevas fórmulas que permitan su supervivencia.

Tal vez esto ocurra así porque la mayor parte de las voces consultadas para Newpaper ya no serán quienes lideren la nueva etapa. Han vivido la transición pero, por razones de edad en muchos casos, ya no serán ellos quienes dominen en la siguiente fase. Montagut recurre a veteranos, a personas con larga trayectoria y fácilmente identificables por el lector, pero en su libro faltan más voces de los jóvenes, de los que no han vivido ningún cambio en sus rutinas periodísticas porque cuando empezaron a trabajar, lo hicieron ya directamente en Internet, y es ahí donde seguirán moviéndose.

Newpaper pretende, al entrevistar a los profesionales más antiguos, ahondar en esa idea de una convivencia armónica entre los nuevos y los viejos profesionales. Sumando los principios clásicos del periodismo (rigor, obligación de contrastar las fuentes, lenguaje claro y fluido) con las potencialidades de las herramientas nuevas (inmediatez, alcance, información multimedia) se conseguirá, según cree Montagut, regenerar este oficio. Y salir adelante de todas las crisis: económicas, tecnológicas, políticas y, sobre todo, periodísticas.

CINCO TITULARES CLAVE

  • El periodismo online arrancó en España en 1994, casi de forma clandestina
  • Las tabletas combinan la idea de periodismo online con una lectura reposada como la del print
  • La caída de la publicidad abre el debate sobre contenidos de pago en periódicos online
  • Huffington Post, Twitter, Wikileaks… ¿hacia dónde camina el periodismo?
  • El periodismo del futuro combinará el rigor clásico con la moderna tecnología

 

PR07_NEWPAPER_130213_MARÍA _SANZ

 

Comprometidos

13 Dec

El triunfo de nuestra carrera se basa en las relaciones humanas, el trato de tú a tú con las personas.

Rubén  Ferrández,

periodista

El pasado 25 de noviembre se celebró el Día Internacional por la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, y coincidiendo con esta fecha fue lanzada la campaña #yomecomprometo. Según el spot preparado para esta campaña, en 2012 han fallecido cuarenta mujeres víctimas de la violencia machista. Estas cifras llevan a considerar la violencia de género como una “lacra social”.

Una lacra social que debe generar una respuesta colectiva, de un conjunto de ciudadanos. Un compromiso al que invitan desde el spot rostros populares: actores como Jordi Rebellón, Roberto Drago o Nerea Garmendia, periodistas como Rosa María Calaf o Pedro Pablo San Martín o presentadores como Joanna Ivars.

Pero la campaña pretende ir más allá del vídeo promocional. “No queremos caer en una campaña sensacionalista, sino conseguir involucrar a la gente para que piense cuál es el granito de arena que puede aportar contra la violencia de género”, explicó Rubén Ferrández, responsable de la campaña junto al cineasta alicantino Ángel Gómez Hernández.

Rubén Ferrández pertenece a una de las primeras promociones de licenciados en Periodismo por la Universidad Miguel Hernández de Elche.  Y precisamente las aulas del edificio Atzavares, donde estudió su carrera, fueron uno de los lugares elegidos para presentar la campaña.

Ferrández admitió que el futuro que espera a los recién licenciados no es fácil, pero considera que el éxito en su carrera, que está comenzando ahora, se debe fundamentalmente a tres claves: “emprender para desarrollar tus ideas, trabajar las relaciones humanas y planificar la comunicación desde la génesis del proyecto”.

Ese éxito profesional también lo comparte la otra cara del proyecto #yomecomprometo, el director de cine Ángel Gómez. Autor de cortometrajes como el western Y la muerte lo seguía, Gómez destacó los aspectos técnicos de su trabajo en el spot de la campaña contra la violencia de género.

Según el cineasta, el vídeo utiliza “frases breves y contundentes” enunciadas en un “tono grave”, así como “un fondo negro y planos muy cerrados”, iluminados con “luz cenital, para crear sombras en la cara, lo que produce un efecto de dureza”, en contraposición con la parte final del vídeo, “que es más bonita, tiene más luz, y pretende transmitir optimismo”.

Todos estos elementos buscaban provocar una “respuesta emocional” en el espectador, “atraparle con estímulos y emociones”. El objetivo último de la campaña, sin embargo, es pasar de esa reacción emocional a una respuesta reflexiva y meditada por parte del público, que les motive a un compromiso racional.

Curiosamente, elementos como el fondo negro o los personajes famosos mirando a cámara son también utilizados en la campaña “Hay salida” puesta en marcha por el Ministerio de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad, y que también arrancó el 25 de noviembre. 

Otro lugar común en estas campañas es la recreación de situaciones en las que un hombre humilla a una mujer, normalmente de manera verbal, o con actitudes de amenaza, control, desprecio o castigo. También es frecuente encontrar a una mujer que detalla con una voz en off su historia sentimental, que incluye elementos de maltrato físico.

Aunque estas estrategias puedan tener éxito en su objetivo de concienciar y sensibilizar a la población sobre el problema de la violencia machista, tal vez sea necesario seguir innovando en la manera de comunicarse con el espectador, para evitar que la repetición de los mismos contextos y los mismos mensajes les haga perder parte de su eficacia y su sentido.

A veces, la innovación procede del uso de elementos mucho más sencillos:

O mucho más clásicos:

PR05_YOMECOMPROMETO_141212_MARÍA_SANZ

Otro lenguaje, nueva forma de comunicación

6 Nov

PR27_HIPERTEXTO_071112_MARINA MARTINEZ

Según el análisis que hace Félix Arias Robles sobre el hipertexto periodístico algunas de las bases de la web son la multimedialidad y la interactividad. Este es un fenómeno amplio, abstracto y de múltiples interpretaciones por lo que ha sido estudiado por diversas disciplinas (informática, Filología, documentación,etc).

La amplitud y la proyección del hipertexto ha evolucionado de manera pendular, ligado siempre a la técnica y la innovación. De ello parte la necesidad de aclarar, comprender y acotar esta área. Algunos autores lo han descrito de las siguientes formas:

“Una estructura no secuencial, un texto que se bifurca, que permite que el lector elija y que se lee mejor en una pantalla interactiva” (T. Nelson)

“Un texto compuesto de fragmentos (…) y nexos electrónicos que los conectan entre sí” (G. Landow)

“La organización de una determinada información en diferentes nodos, conectados entre sí a través de enlaces” (Hassan Montero)

“Una estructura de la información que organiza un conjunto de elementos en forma de red” (Lluís Codina)

Arias Robles afirma que la planificación hipertextual debe realizarse básicamente de dos maneras:

  •  Estratificando los nodos de información
  • Organizando los flujos o itinerarios entre nodos [enlaces]

De modo que siga la metáfora del arquitecto, la cual obliga a distribuir las estancias del edificio en distintos pisos; a diseñar pasillos, escaleras y pasarelas que conecten esas estancias entre sí.

(Ramón Salaverría (2005): Redacción periodística en internet)

Para analizar esto vamos a ver cuatro ejemplos de textos periodísticos multimedia.

El Mundo

Este nodo se encuentra escaso de enlaces a noticias interesantes y tan sólo dos de ellas tienen relación con el tema. Además carece de tags que puedan ayudar a los usuarios a moverse por la noticia. Tampoco incluye elementos multimedias como  vídeos.

Según Arias Robles la ausencia de enlaces puede despertar dudas en el lector.

Diario Público

Al contrario que el anterior, este medio hace uso de diferentes herramientas multimedia para acompañar la noticia como imágenes fijas y en movimiento y además utilizan apoyos de enlaces a información relevante como es la propia sentencia en formato pdf. También incluye un hipertexto que envía al usuario a la primera noticia sobre ese tema. El fallo está en que los tags se abren en la misma página lo que hace perder al usuario la información que buscaba obligándole a retroceder en varias ocasiones.

Diario Información

Este nodo, al igual que el del mundo.es es incompleto….tan sólo existen un par de enlaces a otras noticias sin relación y otras dos que muestran la sentencia yvarias noticias relacionadas. Lo que sí incluye en un vídeo explicativo.

El País

De los cuatro es el más completo, aunque no tiene vídeo inlcuye enlaces a otras noticias e inlcuso a otras publicaciones que hablan del mismo tema. Además tiene varias etiquetas para moverse dentro del medio

This slideshow requires JavaScript.

Enlaces, links, vínculos: el puente a lo que otros dicen

1 Nov

PR02_HIPERTEXTO_071112_MARÍASANZ

Siguiendo las pautas del estudioso Félix Arias, que analiza en su blog el uso del hipertexto en diferentes medios informativos online, vamos a intentar descubrir los errores y aciertos de cuatro cabeceras españolas en el uso de los enlaces.

Para ello, se han elegido cuatro noticias que tratan el mismo tema: la orden de la Junta Electoral central de retirar los vídeos  de la campaña de la Generalitat de Catalunya para las elecciones del 25 de noviembre.

Jo vaig votar

 

Porque lo digo yo

En Lainformacion.com: un enlace no es un tag

Los únicos enlaces presentes en el texto que publica Lainformacion.com funcionan como simples tags: etiquetas para la clasificación temática de las noticias. Palabras clave como “Junta Electoral Central” o “Cataluña” ya aparecen al inicio de la noticia en un recuadro (“Temas”) con las categorías en las que se archiva la información. Haciendo click en ellos se puede acceder a los contenidos relacionados publicados por el mismo medio. Al menos en teoría, porque Lainformacion.com también destaca palabras como “Moscú”, “Barcelona” o, incluso, “UE”, y los enlaces de estas palabras redireccionan a contenidos que no están directamente relacionados con la noticia principal, por lo que tienen escasa utilidad dentro de la página.

En ABC: modelo autorreferencial

ABC incluye tres enlaces en su texto, y los tres hacen referencia a contenidos propios, noticias publicadas anteriormente por el mismo periódico. Es la tónica general en ABC: escasez de enlaces, y los pocos que se incluyen referidos a publicaciones propias. Si el medio asume también el papel de fuente para verificar la propia información, puede que algo falle en el modelo comunicativo.

Lo que otros dicen

En este sentido, resulta más acertado el sistema que sigue el diario El País. Aunque también referencia en su texto a los contenidos propios, incluye al final de cada información vínculos a la misma noticia publicada por otros medios. De este modo, supera la lógica de la autorreferencialidad y la competencia entre medios, incoherente en un ámbito como Internet, y ofrece mayor comodidad al lector para que corrobore, amplíe y contraste diferentes puntos de vista sobre un mismo tema.

Además,  puede resultar interesante que los vínculos a contenidos propios se ofrezcan separados del texto, bien en un recuadro con las noticias relacionadas, bien al final del texto, aludiendo a los contenidos que otros usuarios han consultado dentro de la misma página web. Es lo que hace La Vanguardia:

Cabe destacar que este diario catalán es uno de los pocos medios que ofrece a sus lectores un enlace directo al contenido íntegro de la resolución judicial de la Junta Electoral central, para que puedan consultarlo por sí mismos. Este detalle aumenta la credibilidad del periódico, al permitir que el lector compruebe la veracidad del texto publicado por el redactor.

Periodistas 21

Prácticas

Paper Papers

Prácticas

La buena prensa

Prácticas