Comprometidos

13 Dec

El triunfo de nuestra carrera se basa en las relaciones humanas, el trato de tú a tú con las personas.

Rubén  Ferrández,

periodista

El pasado 25 de noviembre se celebró el Día Internacional por la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, y coincidiendo con esta fecha fue lanzada la campaña #yomecomprometo. Según el spot preparado para esta campaña, en 2012 han fallecido cuarenta mujeres víctimas de la violencia machista. Estas cifras llevan a considerar la violencia de género como una “lacra social”.

Una lacra social que debe generar una respuesta colectiva, de un conjunto de ciudadanos. Un compromiso al que invitan desde el spot rostros populares: actores como Jordi Rebellón, Roberto Drago o Nerea Garmendia, periodistas como Rosa María Calaf o Pedro Pablo San Martín o presentadores como Joanna Ivars.

Pero la campaña pretende ir más allá del vídeo promocional. “No queremos caer en una campaña sensacionalista, sino conseguir involucrar a la gente para que piense cuál es el granito de arena que puede aportar contra la violencia de género”, explicó Rubén Ferrández, responsable de la campaña junto al cineasta alicantino Ángel Gómez Hernández.

Rubén Ferrández pertenece a una de las primeras promociones de licenciados en Periodismo por la Universidad Miguel Hernández de Elche.  Y precisamente las aulas del edificio Atzavares, donde estudió su carrera, fueron uno de los lugares elegidos para presentar la campaña.

Ferrández admitió que el futuro que espera a los recién licenciados no es fácil, pero considera que el éxito en su carrera, que está comenzando ahora, se debe fundamentalmente a tres claves: “emprender para desarrollar tus ideas, trabajar las relaciones humanas y planificar la comunicación desde la génesis del proyecto”.

Ese éxito profesional también lo comparte la otra cara del proyecto #yomecomprometo, el director de cine Ángel Gómez. Autor de cortometrajes como el western Y la muerte lo seguía, Gómez destacó los aspectos técnicos de su trabajo en el spot de la campaña contra la violencia de género.

Según el cineasta, el vídeo utiliza “frases breves y contundentes” enunciadas en un “tono grave”, así como “un fondo negro y planos muy cerrados”, iluminados con “luz cenital, para crear sombras en la cara, lo que produce un efecto de dureza”, en contraposición con la parte final del vídeo, “que es más bonita, tiene más luz, y pretende transmitir optimismo”.

Todos estos elementos buscaban provocar una “respuesta emocional” en el espectador, “atraparle con estímulos y emociones”. El objetivo último de la campaña, sin embargo, es pasar de esa reacción emocional a una respuesta reflexiva y meditada por parte del público, que les motive a un compromiso racional.

Curiosamente, elementos como el fondo negro o los personajes famosos mirando a cámara son también utilizados en la campaña “Hay salida” puesta en marcha por el Ministerio de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad, y que también arrancó el 25 de noviembre. 

Otro lugar común en estas campañas es la recreación de situaciones en las que un hombre humilla a una mujer, normalmente de manera verbal, o con actitudes de amenaza, control, desprecio o castigo. También es frecuente encontrar a una mujer que detalla con una voz en off su historia sentimental, que incluye elementos de maltrato físico.

Aunque estas estrategias puedan tener éxito en su objetivo de concienciar y sensibilizar a la población sobre el problema de la violencia machista, tal vez sea necesario seguir innovando en la manera de comunicarse con el espectador, para evitar que la repetición de los mismos contextos y los mismos mensajes les haga perder parte de su eficacia y su sentido.

A veces, la innovación procede del uso de elementos mucho más sencillos:

O mucho más clásicos:

PR05_YOMECOMPROMETO_141212_MARÍA_SANZ

Advertisements

Un reportero completo: las cinco facetas de Kapuscinski

13 Dec

PR03_KAPU_141212_Marina_Martinez

Ryszard KapuścińskiEl pasado miércoles, 21 de noviembre, la biógrafa de Ryszard Kapuściński, Beata Nowacka, ofreció una conferencia para los alumnos de periodismo de la Universidad Miguel Hernández de Elche (UMH). Desde hace cuatro años la titulación de periodismo ofrece el Seminario Internacional Ryszard Kapuściński, dirigido por el profesor José Luis González.

Nowacka es una de las investigadoras con más renombre que ha estudiado a fondo la vida del escritor y periodista. Además ha escrito un libro junto con Zygmunt Ziatek titulado Kapuściński, una biografía literaria.

Las jornadas (en inglés) bajo  el título Journalism is not a Job, it’s a vocation, acercó la vida periodística de Kapuściński a través de cinco facetas distintas del mismo.

Nowacka mostró al polaco en su versión de periodista, pero también de escritor, poeta y fotógrafo. Los libros de Ryszard Kapuściński se han traducido en 45 lenguas distintas y recibió 50 premios internacionales, además, en muchas profesiones su obra ha sido objeto de estudio. “El periodismo no es un trabajo ni una profesión, sino una vocación”, afirmaba Kapuściński.

Beata Nowacka  en las Jornadas sobre Kapuscinski

Gabriel García Márquez lo definía así: “Es el periodista más grande del siglo XX”.

Kapuściński es conocido por ser reportero y escritor, por ser intérprete de muchas culturas y convertir el periodismo en literatura. Fue condenado a muerte en cuatro ocasiones y a pesar de ello todo un experto en tener respeto por el otro. Como bien decía él, las noticias son tesoros.

Kapuściński, periodista y escritor

Kapuściński quiso ser testigo de la década de los 50 en África, ya que surgieron nuevas naciones en el continente después del colonialismo y sus ansias de vivirlo todo de cerca le acercó a los conflictos. Eligió cubrir países exóticos con respecto a lo político y vivió de cerca regímenes totalitarios. Él cubrió toda África y Latinoamérica porque según afirmaba el medio para el que trabajaba no tenía presupuesto para más corresponsales. Sin embargo, nunca negó que de vez en cuando se preguntaba a sí mismo: “¿Por qué he arriesgado tantas veces mi vida? ¿Para ganar simplemente un salario? No, es una misión. Yo no afrontaría estos peligros si no estuviera convencido de que hay algo tremendamente importante sobre la historia y sobre nosotros mismos. Es más que periodismo”.

ImagenEntre sus libros, El emperador es el más famoso, un libro que se convirtió en la decadencia de los regímenes totalitarios aunque en un primer momento se interpretó como crítica hacia el régimen comunista de Polonia. Esta obra cuenta la caída del régimen de Haile Selassie en Etiopía, pero lo hace a través de entrevistas, testimonios de personas que le rodeaban en el trono.

Kapuściński, poeta y fotógrafo

Imagen

Más fotografías aquí

Desde el acantilado

Las raíces tienen una dirección vertical

desaparecen en la tierra

se hunden penetran

su existencia es invisible y oscura

intentar apartar los granos de arena

las piedras las rocas,

atravesar la lava y los minerales

arrojadas a la superficie

inactivas

se secan

sus dedos nudosos

se elevan hacia el cielo

su oración enredada e intraducible

la experiencia de las raíces:

la vida viene de meterse en las profundidades

Además de este, escribió muchos otros.

Kapuściński, humanoImagen

Kapuściński fue un hombre que vivió en la pobreza, fue quemado y torturado, sobrevivió a 30 revoluciones en el llamado tercer mundo. Todo ello con el único fin de alcanzar la información, la noticia.

Sin embargo, la principal enseñanza que legó Ryszard Kapuściński no fue la de impulsarnos a viajar al centro de la historia sino la de la humanidad. Beata Nowacka recordó que Kapuściński consiguió muchos más “tesoros” molestándose en conocer a aquellos que vivían en ese mismo centro de la noticia. “Todo lo que él podía conseguir, venía de otras personas. El periodista necesita de los otros”, señaló Nowacka. Para él, ser periodista era una misión. La de dar voz a aquellos que no la tenían, aunque no estuvieran en el centro de los “eventos ruidosos”, como él los denominaba. Esto se consigue siendo empático, sin miedo ante el esfuerzo y lainquietud. De esta forma, se construye la mayor riqueza de un periodista: su credibilidad.

Su conclusión fue que el periodismo se basaba en amar a otras personas, que el periodista necesita de los otros. Como resumió Beata: “Lo que hacía Kapuściński era más que periodismo”.

Un periodista polifacético

13 Dec

Ryszard Kapuściński, fue un periodista polaco conocido sobre todo por su carrera  como corresponsal en los distintos puntos del mundo. A pesar de ser licenciado en historia, su vocación siempre ha sido el periodismo.  Presenció 27 revoluciones, estuvo en 12 frentes de guerra y fue condenado a ser fusilado en cuatro ocasiones. La frase que marcó el resto de su vida se la dijo en la redacción del periódico `Sztandar Mlodych´a su jefa Irena Talowska: “Quiero cruzar la frontera”.

Beata Nowacka, profesora en la Uniwersytet  Śląski (Katowice, Poland) y biógrafa de Kapuściński intenta mostrar las diferentes facetas que este periodista desarrolló a lo largo de su carrera y su actitud hacia el mundo y la profesión que le rodeaba. “Para ejercer el periodismo, ante todo, hay que ser buenos seres humanos. Las malas personas no pueden ser buenos periodistas. Si se es una buena persona se puede intentar comprender a los demás, sus intenciones, su fe, sus intereses, sus dificultades, sus tragedias” (Los cínicos no sirven para este oficio). Esta ha sido una de las frases que más ha marcado a los seguidores y conocedores de este periodista polaco. Su devoción por “ser la voz de los que no tienen voz”, en palabras de Nowacka, expresan lo que Ryszard Kapuściński plasmó en los escritos de sus libros.

Y a pesar de ser periodista y cubrir tal cantidad de revoluciones, frentes y guerras por todo África, desarrolló habilidades como la poesía y la fotografía. A continuación algunos ejemplos:

Desde el acantilado

Las raíces tienen una dirección vertical

desaparecen en la tierra

se hunden penetran

su existencia es invisible y oscura

intentar apartar los granos de arena

las piedras las rocas,

atravesar la lava y los minerales

arrojadas a la superficie

inactivas

se secan

sus dedos nudosos

se elevan hacia el cielo

su oración enredada e intraducible

la experiencia de las raíces:

la vida viene de meterse en las profundidades

Y con respecto a la fotografía:

Kenia, 1963 Kenia, 1963

(Fuente: ELDIAPASONBLOG)

Por motivo de su trabajo en 1999 fue elegido como mejor periodista polaco del siglo XX y en el 2003 se le galardonó con el Príncipe de Asturias por toda su trayectoria.

Con motivo de la publicación de su libro en 2005, “Viajes con Heródoto”, se le realizó un reportaje sobre sus obras. Salió emitido en el Saló de lectura, programa de libros de Barcelona Televisió.

“Toda la vida es cruzar permanente las fronteras, no sólo geográficas pero también de idioma, creencias, fronteras de entendimiento, psicológicas. Vivimos la vida humana dentro de la red de los diferentes tipos de fronteras”. Así es como Ryszard Kapuściński define el paso por la vida, su trabajo en contacto con la gente y lo más importante: su pasión por su trabajo.

PR03_KAPU_141212_VIRGINIA_MORENO

Lobo-tomía

11 Dec

En agosto de 1992 empecé a trabajar en El País. En la entrevista de la contratación, quien iba a ser mi jefe, Luis Matías López, preguntó: “¿Estás dispuesto a ir a Sarajevo?”. Contesté: “Llevo 15 años esperando que alguien me haga esa pregunta”.

Ramón Lobo

En los veinte años que han transcurrido desde agosto de 1992 a noviembre de 2012, Ramón Lobo ha firmado crónicas y reportajes desde lugares en conflicto de todo el mundo. Todos para el diario El País. También bajo esta cabecera se alojaba el blog Aguas Internacionales, en el que Lobo recopilaba noticias sobre temas de la actualidad internacional desde mediados de 2010.

Después, llegó la crisis económica, y se agudizó la llamada crisis del periodismo, de los medios periodísticos. En noviembre de 2012, la dirección de El País decidió prescindir de 129 trabajadores. Entre ellos, de Lobo, quien ha calificado a los diferentes Expedientes de Regulación de Empleo que se han aplicado en varios medios de comunicación como ‘limpieza étnica’ .

Ramón Lobo recordaba la anécdota de su primer día en El País a los estudiantes de la titulación de Periodismo que abarrotaban una de las aulas del edificio Atzavares en la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche. Era su primera intervención en público después de su salida de El País, de su “deceso”, como él lo llama. Y Lobo relataba sus comienzos en el periodismo a una audiencia que, en el mejor de los casos, empieza ahora a dar los primeros pasos en la profesión.

“Si alguno tiene dudas de si ser periodista o no, yo recomiendo esta profesión. Es mucho mejor que cualquier otra”, afirmó Lobo, quizá parafraseando a aquel “Gabo” García Márquez que ya en 1996 decía que el de periodista es “el mejor oficio del mundo”.

Ramón Lobo en la UMH

(vía Daniel Muñoz Guerrero para Periodismo UMH)

Pero en los tiempos que corren, y con el regusto del despido todavía en el paladar, Lobo admitió que no era tan fácil. “Es cierto que no vivimos el mejor momento”, reconoció. “Pero bueno, ¿qué profesión vive un buen momento hoy en España? Excepto los antidisturbios, que parece que están en alza…”, ironizó. “Si queréis ser periodistas, os recomendaría luchar, porque ésta es una maratón, no una carrera de cien metros, sino una carrera que dura mucho tiempo”.

Y la carrera continúa para Ramón Lobo, porque, tal y como ha titulado su nuevo blog, “Este fuerte no se rinde“. Ya al principio de su intervención en la UMH, Lobo lanzó una advertencia: “Yo voy a seguir haciendo periodismo, quizás menos pagado, quizás con más problemas, quizás tendré que diversificarme…pero voy a volver un poco a mis orígenes”.

ramón_lobo_2

“Ramón Lobo, el periodista”

(vía Rosa Jiménez Cano -Petezin /Flickr CC)

Lobo no se resigna, a pesar de que El País haya decidido amputarlo de su redacción, tal vez en favor de un periodismo más barato, al estilo Huffington Post, un periodismo sin periodistas, o sin periodistas remunerados. Un periodismo que deje en el camino al análisis, a la reflexión que sólo personas con experiencia y mentes que piensan pueden llevar a cabo… pero que es demasiado caro. En los mercados de la prensa, parece que gana el periodismo low cost: sin cerebro, lobotomizado casi del todo.

El objetivo no son las noticias, jerarquizarlas, dar los contextos, la esencia del oficio; el objetivo es abaratar costes, recortar, recortar, recortar. Se recorta también en inteligencia ambiental.

Pero nada y nadie me recortará el optimismo.

Ramón Lobo para Jot Down

PRVOL_LOBO_141212_GRUPO 27 *

*en sustitución de la PR04 sobre las Jornadas de Empleo de Periodismo en la UMH

Aquí Rysiek

29 Nov

No hay periodismo posible al margen de la relación con otros seres humanos.

Ryszard Kapuscinski

Según escribe el periodista italiano Mauro Sarti en su libro Il giornalismo sociale (El periodismo social), los textos de Ryszard Kapuscinki “están a medio camino entre la narración periodística, la crónica, el ensayo histórico y el relato“. Para Beata Nowacka, Kapuscinski se da a conocer en sus diferentes facetas: escritor, poeta, fotógrafo, intérprete de otras culturas y, sobre todo, reportero.

Placa en el edificio de la PAP, la agencia de noticias polaca

para la que trabajó Ryszard Kapuscinski

(Varsovia, septiembre de 2011)

Vía Wikimedia Commons

Nowacka, biógrafa del gran periodista polaco, presentó estas cinco facetas de Kapuscinski durante una charla ofrecida a alumnos de Periodismo en la Universidad Miguel Hernández de Elche. Sin embargo, existe otro rasgo del reportero que no por obvio es menos importante: Kapuscinski fue, ante todo, humano.

Esto es, al menos, lo que defendió en su obra. A diferencia de otros de los llamados teóricos del periodismo, Kapuscinski renunció a dictar sentencia sobre cómo se debía escribir para los medios de comunicación o cuál debía ser la estructura de trabajo o el modelo a seguir por estos medios. En lugar de ello, Kapuscinski describió las cualidades humanas que debía poseer todo (buen) periodista que, antes que ser un profesional, es sobre todo una persona.

“Creo que, para ejercer el periodismo, ante todo hay que ser un buen hombre o una buena mujer, buenos seres humanos”, expone en una entrevista recopilada en el libro Los cínicos no sirven para este oficio. “Las malas personas no pueden ser buenos periodistas. Si se es una buena persona, se puede intentar comprender a los demás, sus intenciones, su fe, sus intereses, sus dificultades, sus tragedias. Y convertirse, inmediatamente, desde el primer momento, en parte de su destino”.

El reportero sería entonces, simplemente, una persona entre personas, actitud básica para lograr romper las barreras y conocer de verdad al ‘otro’. Ese ‘otro’ que en Kapuscinski suele identificarse con la figura de los más pobres: “la parte infeliz de la familia humana”.

Pero no sólo hay que conocer al otro. Para poder contar su historia, hay que “ganarse el derecho a hablar sobre ello”, según las declaraciones de Kapuscinski publicadas en El mundo de hoy. Autorretrato de un reporterouna tesis según la cual “no se puede ni escribir, ni hablar, de algo que no se ha vivido y de lo que no se han compartido los riesgos”.

Por eso, porque para hablar sobre algo necesitaba involucrarse hasta el final, las obras de Kapuscinski están salpicadas de historias personales. En Un día más con vida, por ejemplo, el autor humaniza a sus personajes, describe cómo prisioneros y soldados discuten animadamente sobre fútbol, se recrea en el retrato de una joven militar que fallece después de protegerle a él y a sus compañeros, les presenta a todos por lo que son y no por el papel que representan en el conflicto. Las anécdotas son fundamentales para que el lector de cualquier parte del mundo comprenda que el ‘otro’, el lejano, es una persona con la que tiene nexos en común.

Kapuscinski fotografió a la guerrillera Carlota en Angola,

y la inmortalizó en Un día más con vida

(vía jaimeazulay.blogspot.com)

El ser humano como materia prima de las historias y como autor fundamental de eso que llamamos periodismo: ésa podría ser una síntesis del legado que dejó Kapuscinski. Y, quizás, una clave para superar la apatía de muchos periodistas, el aburrimiento de muchos lectores: ese “periodismo inane y extenuante” del que alertaba Maruja Torres desde las páginas de El País Semanal.

PR03_KAPU_141212_MARÍA_SANZ

Publicidad descubierta

20 Nov

PRVOL_01_MARÍA_SANZ

Alicante, 20 de noviembre. Las farmacias afrontan su duodécimo día consecutivo de huelga por los impagos de la Generalitat. Habrá más  paros en empresas como Ferrocarrils de la Generalitat ValencianaSe especula con el cese de la actual alcaldesa de la ciudad, imputada por una pieza desgajada de la trama de corrupción conocida como caso Brugal, de la que desde el pasado fin de semana se van conociendo más datos.  Se podría continuar encadenando titulares para presentar un cuadro de la situación a día de hoy en la ciudad, pero basten estos ejemplos.

En mitad de este caldeado ambiente, uno de los diarios de mayor difusión en la ciudad, Información, decide llevar a su portada, a dos columnas, ocupando un total de cuatro módulos, la “noticia” de que, desde esta misma fecha, la edición en papel  llevará entre sus páginas, a modo de encarte, un ejemplar del periódico deportivo Marca.

Ambas publicaciones saldrán a la venta a un precio único de 1’20 euros. Según destaca Información en su portada, “se unen dos cabeceras históricas: el medio de comunicación impreso líder de la provincia, y el rotativo especializado de mayor difusión”. Se señala que, con esta medida, se pretende “mejorar la oferta que se sirve a los lectores”.

Mejorar la oferta, y quizá también aumentar la demanda. La difusión conjunta de un periódico generalista de actualidad local como Información (del grupo Prensa Ibérica) y de prensa deportiva especializada como Marca (de Unidad Editorial) tal vez consiga captar a dos segmentos del público diferenciados, aunque con rasgos en común. Y la decisión de venderlos a un precio único posiblemente deslice aún más lectores hacia Información, que podrán así tener dos periódicos al precio de uno.

“En tiempos de crisis, toca reinventarse para hacer frente a la caída en las ventas y en los ingresos publicitarios”. La cantinela es ya conocida, y quizá este tipo de uniones ayuden a resguardarse de la tormenta. Al margen de la oportunidad de negocio que pueda suponer la alianza Marca-Información, las relaciones empresariales que hayan podido motivarla o las perspectivas laborales que pudiera acarrear para la plantilla de ambos diarios, se plantea un interrogante: ¿sobrevivir a la crisis del periodismo con más negocio y menos información?

Una iniciativa como ésta, que obedece a una política empresarial orientada a aumentar los beneficios y generar rentabilidad económica … ¿es realmente una noticia lo bastante relevante para el lector como para ocupar un espacio en portada? Con la situación que atraviesa la ciudad de Alicante, con problemas derivados de la crisis económica y la corrupción, ¿puede sacrificarse un espacio en la primera plana de una cabecera para hacer auto-publicidad?

Habitualmente, Información anunciaba sus promociones (obsequios, descuentos, coleccionables…) mediante inserciones a todo color, a página entera o incluso a doble página, en el interior del periódico. Tampoco eran raros los pequeños cupones situados en la parte superior de la primera página, bajo la cabecera (“Consiga hoy con Información…”). Pero dedicar un espacio tan grande a la propia publicidad, a costa de que desaparezcan de portada otros temas de la actualidad local, “con la que está cayendo”, me parece un error.

Especialmente porque pone de manifiesto, ya desde la primera página, que en las decisiones editoriales importantes, como elegir qué irá en portada, está primando más el criterio (económico) de la empresa, que el objetivo (informativo) del medio de comunicación. Y creo que este tipo de señales no dibujan un panorama demasiado alentador, ni para los periodistas, ni  para los lectores, ni para el propio concepto de periodismo.

7 Nov

PR02_HIPERTEXTO_071112_VIRGINIAMORENO

Según Félix Arias Robles, en su análisis sobre el hipertexto en el mundo del periodismo, hay que tener en cuenta ciertos factores a la hora de su utilización en un texto. Estos puentes a otra información pueden ser muy útiles para el lector o por lo contrario pueden conseguir que la noticia sea un caos de enlaces innecesarios. Por ello se cuenta con una serie de pautas en el momento en el que van a utilizarse. Algunas de ellas, como nombró en la charla Félix Arias, son:

-Que se distribuyan a lo largo del texto.

-Se usen las palabras imprescindibles para comprenderlo.

-Contengan información adicional.

-Se valore su apertura en otra pestaña.

A pesar de ello algunos periódicos digitales optan por no utilizar ningún tipo de hipertexto o los que lo utilizan a veces se exceden. A continuación vamos a ver cuatro ejemplos sobre este tema, del buen uso y del malo.

ABC: El Congreso se niega a reponer el iPad a los diputados que lo extravíen

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Información: Sí, al matrimonio homosexual

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En estas dos noticia no aparece ningún tipo de hipertexto ni enlace. El texto es denso y el lector no tiene posibilidad de poder ver información relacionada con el tema. La información desconocida como puede ser lo que se ha dicho anteriormente sobre el tema, no se puede consultar y nombres o momentos claves quedan sin explicación. Esto se podría arreglar con unos enlaces.

 

El País: Matas, imputado por financiación ilegal

 

 

Esta noticia es corta, no tiene mucho texto, pero creo que la distribución de los hipertextos es buena ya que elige los momentos claves y enlaza a noticias propias del medio.

 

 

 

 

 

El Mundo: Botella se fue dos veces a Portugal tras la tragedia del Madrid Arena

 

 

En esta otra el texto es largo ya que cuenta con pequeños despieces relacionados con la noticia y que la completan. Los enlaces son también a noticias propias del medio y ayuda a la total comprensión del texto.

 

 

 

Con esta comparación se puede ver como los periódicos hacen uso de las nuevas herramientas que facilitan la lectura y comprensión de una noticia. Al ser relativamente nuevo,  muchos medios aún no hacen un buen uso de ello pero su utilidad comienza a verse presente en el medio digital.

Periodistas 21

Prácticas

Paper Papers

Prácticas

La buena prensa

Prácticas