Tag Archives: UMH

Un reportero completo: las cinco facetas de Kapuscinski

13 Dec

PR03_KAPU_141212_Marina_Martinez

Ryszard KapuścińskiEl pasado miércoles, 21 de noviembre, la biógrafa de Ryszard Kapuściński, Beata Nowacka, ofreció una conferencia para los alumnos de periodismo de la Universidad Miguel Hernández de Elche (UMH). Desde hace cuatro años la titulación de periodismo ofrece el Seminario Internacional Ryszard Kapuściński, dirigido por el profesor José Luis González.

Nowacka es una de las investigadoras con más renombre que ha estudiado a fondo la vida del escritor y periodista. Además ha escrito un libro junto con Zygmunt Ziatek titulado Kapuściński, una biografía literaria.

Las jornadas (en inglés) bajo  el título Journalism is not a Job, it’s a vocation, acercó la vida periodística de Kapuściński a través de cinco facetas distintas del mismo.

Nowacka mostró al polaco en su versión de periodista, pero también de escritor, poeta y fotógrafo. Los libros de Ryszard Kapuściński se han traducido en 45 lenguas distintas y recibió 50 premios internacionales, además, en muchas profesiones su obra ha sido objeto de estudio. “El periodismo no es un trabajo ni una profesión, sino una vocación”, afirmaba Kapuściński.

Beata Nowacka  en las Jornadas sobre Kapuscinski

Gabriel García Márquez lo definía así: “Es el periodista más grande del siglo XX”.

Kapuściński es conocido por ser reportero y escritor, por ser intérprete de muchas culturas y convertir el periodismo en literatura. Fue condenado a muerte en cuatro ocasiones y a pesar de ello todo un experto en tener respeto por el otro. Como bien decía él, las noticias son tesoros.

Kapuściński, periodista y escritor

Kapuściński quiso ser testigo de la década de los 50 en África, ya que surgieron nuevas naciones en el continente después del colonialismo y sus ansias de vivirlo todo de cerca le acercó a los conflictos. Eligió cubrir países exóticos con respecto a lo político y vivió de cerca regímenes totalitarios. Él cubrió toda África y Latinoamérica porque según afirmaba el medio para el que trabajaba no tenía presupuesto para más corresponsales. Sin embargo, nunca negó que de vez en cuando se preguntaba a sí mismo: “¿Por qué he arriesgado tantas veces mi vida? ¿Para ganar simplemente un salario? No, es una misión. Yo no afrontaría estos peligros si no estuviera convencido de que hay algo tremendamente importante sobre la historia y sobre nosotros mismos. Es más que periodismo”.

ImagenEntre sus libros, El emperador es el más famoso, un libro que se convirtió en la decadencia de los regímenes totalitarios aunque en un primer momento se interpretó como crítica hacia el régimen comunista de Polonia. Esta obra cuenta la caída del régimen de Haile Selassie en Etiopía, pero lo hace a través de entrevistas, testimonios de personas que le rodeaban en el trono.

Kapuściński, poeta y fotógrafo

Imagen

Más fotografías aquí

Desde el acantilado

Las raíces tienen una dirección vertical

desaparecen en la tierra

se hunden penetran

su existencia es invisible y oscura

intentar apartar los granos de arena

las piedras las rocas,

atravesar la lava y los minerales

arrojadas a la superficie

inactivas

se secan

sus dedos nudosos

se elevan hacia el cielo

su oración enredada e intraducible

la experiencia de las raíces:

la vida viene de meterse en las profundidades

Además de este, escribió muchos otros.

Kapuściński, humanoImagen

Kapuściński fue un hombre que vivió en la pobreza, fue quemado y torturado, sobrevivió a 30 revoluciones en el llamado tercer mundo. Todo ello con el único fin de alcanzar la información, la noticia.

Sin embargo, la principal enseñanza que legó Ryszard Kapuściński no fue la de impulsarnos a viajar al centro de la historia sino la de la humanidad. Beata Nowacka recordó que Kapuściński consiguió muchos más “tesoros” molestándose en conocer a aquellos que vivían en ese mismo centro de la noticia. “Todo lo que él podía conseguir, venía de otras personas. El periodista necesita de los otros”, señaló Nowacka. Para él, ser periodista era una misión. La de dar voz a aquellos que no la tenían, aunque no estuvieran en el centro de los “eventos ruidosos”, como él los denominaba. Esto se consigue siendo empático, sin miedo ante el esfuerzo y lainquietud. De esta forma, se construye la mayor riqueza de un periodista: su credibilidad.

Su conclusión fue que el periodismo se basaba en amar a otras personas, que el periodista necesita de los otros. Como resumió Beata: “Lo que hacía Kapuściński era más que periodismo”.

Periodistas 21

Prácticas

Paper Papers

Prácticas

La buena prensa

Prácticas